Casa Michael Heizer


ETAPA
Conceptual
AÑO
2016
LUGAR
Baja California, México
ARQUITECTOS
Jimena C Valdivia, Daniel Chávez

 

“There is nothing there, yet it is still a sculpture.”
— Michael Heizer

El artista Michael Heizer nació en 1944 en Berkeley, la cercanía de su familia a la antropología y geología influyó posteriormente en el desarrollo de su trabajo. En 1966 se muda a Nueva York y conoce a importante artistas como Carl Andre, Dan Flavin, Walter De Maria, Tony Smith, Frank Stella entre otros. Su trabajo define un nuevo género llamado “land art” o “earth art” el cual consiste en utilizar la tierra y el paisaje como elementos de diseño.
 
“Double Negative” es uno de los trabajos más reconocidos de Heizer, este se basa en el acto de remover terreno dejando un vacío o brecha en el terreno, haciendo más importante y evidente lo que ocupaba ese espacio en el pasado que lo que se aprecia en el presente. El ARTE COMO CREACIÓN es el principio de esta obra en la que demuestra que sustrayendo y no agregando existe un acto creativo. A partir de este trabajo se derivan otros conceptos como la descontextualización de la naturaleza, en los que los mismos elementos de paisaje o del terreno son removidos de su lugar original y el acto de ubicarlos en otro contexto se vuelve una pieza artística.

Leer más...
 
Se propone una casa en la salinera de Guerrero Negro, BC México, un lugar cuyo funcionamiento industrial tiene como principio el movimiento de terreno del mismo para alcanzar su finalidad productiva. En este lugar diariamente se transportan toneladas de sal de un lugar a otro creando a lo largo del terreno montículos de diferentes alturas y al mismo tiempo vacío. Este vacío posteriormente es llenado por agua logrando lagunas salinas que continúan el proceso de salinización. Este ciclo modifica constantemente un paisaje cuya característica principal es la simplicidad del mismo.
 
Basados en esta metáfora con el trabajo de Heizer se proponer un proyecto arquitectónico que formalmente reinterpreta sus obras. El área habitable que contiene el programa arquitectónico de una vivienda tradicional se encuentra contenida en un cubo acristalado que refleja el paisaje y se vuelve prácticamente imperceptible durante el día, este elemento está suspendido entre una serie de muros de concreto que nos recuerdan la obra “The City” del artista, en la inmensidad del paisaje estos muros son una escultura que resalta por su gran escala.
 

“As long as you’re going to make a sculpture, why not make one that competes with a 747, or the Empire State Building, or the Golden Gate Bridge.”
— Michael Heizer

El acceso a la casa es mediante dos rampas que se generan por la excavación del terreno hasta llegar seis metros bajo el nivel cero de donde se desplanta el acceso a los diferentes espacios. En este mismo nivel se encuentran dos patios cuya composición también se basa en las características de las piezas del artista. Ambos patios desde el aire se pueden percibir como dos zanjas en el terreno, la más grande alberga un patio que enmarca mediante un muro de acero corten dos grandes rocas salinas, descontextualizando estos elementos naturales de su lugar original. El segundo patio remata con un jacuzzi formado mediante un hundimiento en el terreno en forma de pirámide invertida, este espacio alude a las últimas obras de Heizer en la que la supresión del terreno genera una sensación de infinidad.
 
Este proyecto brinda los espacios necesarios para vivir y al mismo tiempo permite la posibilidad de ser intervenido. El lugar donde se encuentra mantiene la relación del artista con la naturaleza dejando abiertas múltiples posibilidades de crear.
 

“I think earth is the material with the most potential because it is the original source material.”
— Michael Heizer